Abdominoplastia

Esta es la cirugía de elección en los casos en los que existe un excedente de piel y grasa, ocasionando flacidez en el abdomen. Permite recuperar el aspecto firme del abdomen luego de un embarazo o problemas de obesidad.

La abdominoplastia ayuda a recuperar un “abdomen plano” y a delinear la cintura, eliminando el exceso de piel, grasa y estrías de la parte inferior del abdomen.

foto 5-3
foto 5-2
foto 5-1
foto 4-3
foto 4-2
foto 4-1
foto 3-3
foto 3-2
foto 3-1
foto 2-3
foto 2-2
foto 2-1
foto 1-3
foto 1-2
foto 1
Preguntas frecuentes

¿Abdominoplastia y liposucción es lo mismo?

La liposucción y abdominoplastia son cirugías diferentes aunque se complementan entre sí. La abdominoplastia es una cirugía de reconstrucción del vientre, no de eliminación de grasa, y con ella se consigue eliminar la flacidez y reparar la musculatura del abdomen. Por el contrario, la liposucción elimina la grasa localizada. Ambas pueden realizarse en la misma intervención.

¿Cómo se elimina la piel sobrante? ¿La cicatriz será visible?

Una vez en quirófano, el cirujano realiza una incisión de forma horizontal por encima del vello pubiano. Ésta puede alargarse hasta la cadera, según la cantidad de piel y grasa que se deba extraer. Tras este paso, se levanta la piel hasta las costillas y se procede a estirar hacia abajo para eliminar la piel sobrante. 

Las cicatrices de estas incisiones quedan ocultas tras la línea prepubiana. Pasado un año tras la intervención las cicatrices mejoran su apariencia, serán más planas y más claras. Si se realiza un cuidado adecuado de las cicatrices, llegarán a ser casi imperceptibles.

¿Si tienes cicatrices en el abdomen puedes operarte?

A nuestra consulta llegan pacientes con cicatrices en el abdomen, ya sea por intervenciones anteriores o por accidentes. En el caso de que éstas se encuentren en la mitad inferior del vientre no habrá problema, incluso podrán ser eliminadas en la operación. Sin embargo, la abdominoplastia está contraindicada en aquellos con cicatrices en la mitad superior.

 

¿Si quieres volver a quedarte embarazada puedes hacerte una abdominoplastia?

La abdominoplastia está contraindicada en aquellas mujeres que quieran quedarse embarazadas, porque la intervención tensa los músculos verticales del abdomen y durante la gestación éstos pueden relajarse.

También está contraindicado en pacientes con obesidad. Primero deberán perder peso y después se realiza la operación para eliminar la piel sobrante.

¿Qué requisitos debe cumplir el paciente?

Antes de realizar ésta o cualquier otra intervención se realiza un estudio previo para comprobar la idoneidad del paciente ante la cirugía. En este caso, se recomienda la abdominoplastia a todas las mujeres y hombres que estén preocupados por la acumulación de grasa o exceso de piel, que no se puede reducir con dietas ni ejercicio físico.

Es muy útil tras los embarazos donde la piel y músculos del abdomen se han relajado o tras un adelgazamiento rápido.

 

¿Podré volver a hacer abdominales?

Al mes siguiente de la cirugía, el paciente podrá comenzar a realizar una actividad física básica, por lo que podrá realizar abdominales de manera gradual.

CONTÁCTENOS

Mejora la apariencia de tu abdomen con un sólo click